El tabaco y las mascotas

//El tabaco y las mascotas

El tabaco y las mascotas

Si dentro de sus propósitos del nuevo año está el dejar de fumar, además de tu salud, aquí tienes otra buena razón para hacerlo: La salud de tus mascotas.

Un estudio en curso que realiza la Universidad de Glasgow (Escocia) muestra una relación directa entre los efectos en las mascotas que viven en un entorno de fumadores y un mayor riesgo de salud, incluyendo algunos tipos de cáncer, daño celular y aumento de peso.

El profesor Clare Knottenbelt, especialista en Medicina de Animales Pequeños y Oncología del Hospital de Pequeños Animales de la universidad, ha estado estudiando los efectos de fumar y el impacto en la salud que tiene sobre perros y gatos en un hogar. El investigador señala: “Nuestros resultados muestran que la exposición al humo en el hogar está teniendo un impacto directo en los animales domésticos. Se corre el riesgo de daño celular, aumento de peso después de la castración y anteriormente se ha demostrado que aumenta el riesgo de ciertos tipos de cáncer.”

“Ya hemos demostrado que los perros pueden absorber importantes cantidades de humo cuando se vive en un hogar donde se fuma. Nuestro estudio en gatos muestra que estos son aún más afectados. Esto puede ser debido a los lavados que se hacen los gatos, ya que esto aumentaría la cantidad de humo tomada en el cuerpo. Como un hallazgo incidental, también se observó que los perros que viven con un propietario fumador ganaron más peso después de la castración en comparación de los que están en una casa de no fumadores”.

Victoria Smith MRCVS, que investiga los vínculos entre el tabaquismo pasivo y el linfoma, un cáncer de las células de la sangre en los gatos, señala: “Nuestro trabajo hasta la fecha ha demostrado que los gatos toman cantidades significativas de humo y (a diferencia de los perros) ni siquiera tienen acceso al aire libre”.

Los investigadores de la Universidad de Glasgow examinaron los testículos de los perros machos después de ser castrados y encontraron un gen, que actúa como un marcador de daño celular, este fue mayor en los perros que viven en hogares de fumadores que aquellos hogares de no fumadores. En otro estudio se demostró que el gen puede ser el alterador en algunos cánceres de perros, por lo que esto podría ser un indicador preocupante. El efecto de este gen se redujo cuando los propietarios optaron por fumar fuera de casa para reducir la exposición de su mascota.

El investigador Knottenbelt concluyó: “Todos somos conscientes de los riesgos para la salud del consumo de tabaco y es importante hacer todo lo posible para alentar a la gente a dejar de fumar. Así como hay riesgo para el fumador, existe el peligro de que el humo afecte a los demás. Los dueños de mascotas a menudo no piensan en el impacto que el tabaquismo podría tener en sus mascotas. Dejar de fumar por completo es la mejor opción para el futuro de su salud, su familia y el bienestar de su mascota”.

2017-12-06T20:40:52+00:00 04-01-2016|Noticias|
Esta web utiliza la cookie _ga propiedad de Google Analytics, persistente durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra política de cookies." ACEPTAR
Aviso de cookies