fbpx

Buenas prácticas para la observación del Oso, Lobo y Lince en España

19/07/2016

Si en estas vacaciones has planeado rodearte de naturaleza y conocer la fauna autóctona de España, aquí te dejamos un decálogo fundamental para respetar a los animales en su habitat y a la vez disfrutar y maravillarte con todo su esplendor.

Si se desarrolla de un modo adecuado, la observación de oso, lobo y lince puede realizarse sin provocar problemas sobre estas especies ni sobre los ecosistemas que habitan y, además, favorecer un desarrollo socioeconómico sostenible de las poblaciones locales.

Decálogo

1. Debe conocerse y respetarse la normativa legal, prestándose especial atención a los usos permitidos, prohibidos o autorizables.

2. La observación debe basarse en el respeto a los animales, al resto del ecosistema y a todas las personas con las que se comparte el entorno.

3. Los observadores deben tratar de pasar desapercibidos ante los animales, evitando interferir en su comportamiento natural. Los puntos de observación deben elegirse con prudencia, utilizándose preferentemente lugares ya preparados.

4. Los observadores deben comportarse educadamente y de modo cordial con el resto de usuarios del medio natural, dando ejemplo de comportamientos éticos y adecuados. Hay que tener en consideración a todas las personas y colectivos que comparten el territorio, evitando interferir en sus actividades.

5. Se deben poner en conocimiento de las autoridades comportamientos inadecuados que supongan riesgo para las personas o perturben a los animales, así como observaciones de interés.

6. El disfrute de la actividad debe ir más allá de la observación directa, incluyendo la interpretación del medio natural, del patrimonio etnográfico, de las formas de vida de las poblaciones locales, etc.

7. No se debe compartir información sobre la presencia de estas especies en lugares concretos, especialmente a través de las redes sociales.

8. No se debe atraer ni perturbar a los animales deliberadamente, realizar observaciones de crías de corta edad, madrigueras o refugios o ir acompañados de perros.

9. Hay que evitar siempre encuentros a corta distancia con los animales. En caso de que ocurran, hay que actuar sin brusquedad, permitiendo que los animales puedan retirarse con tranquilidad.

10. Se recomienda contar con la mediación de empresas y guías profesionales responsables, solventes y honestos que ajusten su actividad a las “Buenas Prácticas para la observación de Oso, Lobo y Lince en España”.

Fuente: MAGRAMA

Posts relacionados

¿Desaparecerán los grandes mamíferos?

¿Desaparecerán los grandes mamíferos?

En unos años, y de no hacer nada al respecto, la extinción de los grandes mamíferos puede ser una realidad. La gran función de estos animales es dinamizar los ecosistemas. La caza encabeza el principal problema. Expertos de la Universidad de Nottingham Campus de...

El vínculo entre los gatos y las personas. Análisis científico

El vínculo entre los gatos y las personas. Análisis científico

En España y en el mundo en general, existen pocos estudios científicos que analicen cuál es la relación entre los gatos y las personas. Es por ello que científicos de la Fundación Affinity dedicaron tres años a tratar de establecer dichos vínculos, con resultados muy...

Vacuna contra la rabia. Prevención ante todo

Según las estadísticas, España se encuentra libre de rabia desde 1978, aunque durante los últimos años se han dado algunos casos aislados en nuestro país relacionados con la importación ilegal de perros de países con rabia identificada. La rabia es una enfermedad...

El tabaco y las mascotas

Si dentro de sus propósitos del nuevo año está el dejar de fumar, además de tu salud, aquí tienes otra buena razón para hacerlo: La salud de tus mascotas. Un estudio en curso que realiza la Universidad de Glasgow (Escocia) muestra una relación directa entre los...

La importancia de las relaciones sociales en los animales

Un estudio de la Universidad de Oxford señala la importancia de las relaciones sociales en los animales que viven en sociedades complejas, como las aves. Para llegar a esta conclusión realizaron un experimento con Carboneros comunes, quienes preferían morir de hambre...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *